miércoles, 9 de enero de 2013

Entorno Personal de Aprendizaje.


Un Entorno Personal de Aprendizaje o PLE (Personal Learning Environment) es un concepto bastante reciente que muestra una perspectiva diferente de cómo almacenar el conocimiento. Antes de la aparición de los recursos tecnológicos, era necesario almacenar una gran cantidad de información. Ahora no lo es, podemos establecer conexiones interactivas por medio de la informática y las redes, de forma que nuestro conocimiento estará constantemente reciclándose, estaremos constantemente aprendiendo más y compartiendo conocimientos con gente de cualquier sitio.

Visto así, esto aporta un gran abanico de nuevas posibilidades. Es una forma de concebir el conocimiento y el aprendizaje totalmente diferente de lo que la población, incluso las generaciones más jóvenes, acostumbra. En este enlace comparto con vosotros mi Entorno Personal de Aprendizaje, elaborado con Symbaloo. tras mi experiencia con él, creo que ha sustituido un poco al banco de Marcadores que yo guardaba en mi navegador, con la ventaja de que está en la nube y que, vaya a donde vaya, lo tendré a mi disposición. Añadir también que es una herramienta y no un fin.

En mi opinión, creo que, como todo, esto tiene su parte buena y su parte mala. Me parece un avance que tengamos la posibilidad de forjar ese conocimiento mucho más globalizado, esa facilidad de comunicarnos con cualquier persona a lo largo de todo el mundo, el que la única barrera que nos separe de un banco infinito de información sea un clic... Pero ¿qué ocurre con el denominado "Efecto Google"? Parece que estamos relajando por completo la capacidad autónoma de poseer conocimientos... Además, muchas veces, las posibilidades que nos ofrecen las redes sociales y otro tipo de recursos, se revierten y terminan embelesándonos, de manera que el gran abanico de posibilidades reduce proporcionalmente el tiempo que dedicamos a aprovecharlas con efectividad. No quiero decir con esto, que siempre suceda así, pero sí que es un riesgo muy común para los usuarios que participan de las TIC y sus posibilidades.

Suponiendo que el abanico de nuevos recursos tecnológicos multiplica por 10 las posibilidades de aprendizaje que existían con los recursos tradicionales, creo que el rendimiento de las personas también debería verse proporcionalmente incrementado en 10 veces más y eso no sucede. El organismo humano no a evolucionado en la medida desmesurada en que lo han hecho las nuevas tecnologías, por lo que nuestras capacidades físicas o intelectuales no son superiores a las de hace 50 años, simplemente son diferentes. Es decir, mientras que los recursos materiales han evolucionado, las capacidades humanas únicamente se han transformado, y lo único que estoy haciendo es pararme a observar de qué manera lo han hecho.

Esa transformación no es ni buena ni mala, pero en ocasiones es más funcional que lo que era antes y en ocasiones, menos. Creo que, al fin y al cabo, eso es lo verdaderamente importante, la funcionalidad. A mi tampoco me parece funcional que se obligue a memorizar absolutamente todo tipo de conocimiento, ya que la mayoría de él (como me ha sucedido a mí) es olvidado y la memoria es inevitablemente selectiva. Por eso creo que en ese sentido, todos los nuevos recursos como los PLE y demás, nos permiten una relajación de la capacidad memorística que podemos aprovechar para otras cosas más funcionales como el ser más reflexivos, más creativos, el lanzarnos a hacer cosas de nuestra propia cosecha, etc. Pero nunca debemos olvidar todos los riesgos que los nuevos recursos conllevan, aquellos que pueden revertir su eficacia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario